A- A A+
Este término se deriva de cofrade que significa compañía o unión de gentes que busca alcanzar un fin determinado. También es considerado como una agrupación, gremio, asociación profesional o religiosa, congregación o hermandad y reunión.

En la época romana y medieval esta palabra logró alcanzar una connotación como especialización dentro de los diferentes oficios, pues ya existían organizaciones bien definidas que poco a poco se agruparon en gremios para cuidar celosamente las artes de su oficio. Uno de ellos fue la agrupación de albañilería o constructores que debía seguir una serie de reglas estrictas como: la admisión de miembros, el cuidado de trasmitir el conocimiento de su oficio y el ascenso de sus grados.

El gremio de constructores se organizó en cofradías dividido en: profesionales de la albañilería, arquitectos, artesanos, picapedreros, carpinteros y herreros. Este gremio funcionó bajo el amparo de los monasterios y levantaron grandes obras arquitectónicas de carácter religioso como los templos y castillos de Durham y Canterbury en Inglaterra y Notre Dame, Amiens, y Reims en Francia.

Además contaron con deidades propias, signos y tocamientos; los cuales sirvieron para reconocerse entre sí y con ello poder guardar sus secretos profesionales.


Ranulfo Gaspar Hernández
Investigador del MNI-INAH



Imagen: El cobertizo del fondo, utilizado para el trazado de planos y trabajo de la piedra fue el antecedente de la logia masónica.