A- A A+
A finales de septiembre de 1913, el senador por el estado de Chiapas, Belisario Domínguez trató de pronunciar un discurso en tribuna en contra del régimen de Victoriano Huerta. Sin embargo, en dos ocasiones, el presidente de la Cámara maniobró para impedirle el uso de la palabra. No obstante, el decidido legislador encontró a la señorita María Hernández Zarco, quien reprodujo el alegato a hurtadillas, durante las horas de la madrugada, en la imprenta en que la que trabajaba.

El documento circuló en hojas sueltas por la ciudad y en represalia Huerta ordenó a la policía el asesinato del senador, quien fue ultimado el 7 de octubre, hace 100 años, en el panteón de Xoco. En memoria de don Belisario, en el centenario de su sacrificio, la ofrenda del día de muertos del Museo Nacional de las Intervenciones, Ex Convento de Churubusco, estará dedicada al valiente senador y a otras víctimas de la dictadura huertista. Acá los esperamos a  fin de mes.


Pavel Leonardo Navarro Valdez
Investigador del MNI-INAH



Imagen: Belisario Domínguez. Fototeca INAH