A- A A+
Esta persona nació en Tixtla, Guerrero, el 18 de noviembre de 1779. En la aldea Tepecoacuilco, Iguala, se casó con el militar insurgente Nicolás Catalán, Originario de Chilpancingo. Primero vivieron en Tixtla de Guerrero, después en Chilpancingo; pero por un desacuerdo con su padre se mudaron a la aldea de Jaleaca. Tuvieron ocho hijos (cinco varones y tres mujeres). Al inicio de la guerra de independencia, a  nes de 1810 el matrimonio catalán se adhirió a las fuerzas del general José María Morelos en el cerro del veladero. Al estar siempre al lado de su esposo fue conocida por los soldados como “La Generala”.

Ante la instalación del primer congreso de Anáhuac (13 de septiembre de 1813), Nava y otras mujeres prepararon una comida para los insurgentes y el pueblo como un acto de celebración; después formo parte de la escolta del congreso que se dirigía a Tlacotepec, pero fueron alcanzados por los españoles de Gabriel de Armijo, y el 21 de enero de 1814 en paso de mezcala se enfrentaron en combate, los españoles vencieron a los insurgentes; en tanto el congreso logro avanzar y escapar por la noche, donde murió su hijo Manuel Catalán. En febrero de 1817 Nava ocupó el cargo de lugarteniente en el ejército del general Nicolás Bravo, estando en el sitio de Jaleaca por ese año, sufrió hambre y demostró un arrojo que ninguno de los hombres insurgentes pudo pasar por alto. En dicho lugar, comenzaron a escasear los víveres, los dirigentes decidieron diezmar la tropa dando muerte a algunos soldados. Ante tal determinación, Nava conmino a la tropa, que intentaran romper el cerco: “mejor morir peleando que aceptar el sacrificio de soldados”, la tropa tuvo nuevos bríos para luchar, y rompieron el sitio en la noche del 14 de marzo de 1817.

En noviembre de 1818, Vicente Guerrero coloco a Nicolás Catalán (hijo de Antonia) al mando de la toma de Coyuca, Guerrero, quien murió en combate. Ante la muerte de otro de sus hijos fue llevada ante José María Morelos, quien quiso consolarla, pero Nava se negó y dijo que no estaba ahí para llorar, sino para entregar a sus cuatro hijos: tres como soldados y uno para tocar el tambor.


Gaspar Hernández Ranulfo
Investigador del MNI-INAH



http://brrp36.blogspot.com/2014/05/historia…