A- A A+
En su segundo informe de gobierno, rendido el 1 de septiembre de 1936, el general Lázaro Cárdenas del Río se comprometió a dar solución al añejo problema agrario. El presidente señaló que daría atención especial para Yucatán, Coahuila y Durango. Un ejército de agrónomos del Departamento Autónomo de Asuntos Agrarios se trasladó a Torreón, donde realizaron censos poblacionales, levantamientos topográficos y recibieron solicitudes de dotación. El 6 de octubre de hace 80 años, se publicó el decreto por el cual comenzó el reparto agrario en La Laguna. El régimen cardenista entraba en su etapa más ambiciosa en materia de reformas que desembocarían en la transformación de la estructura agraria del país y la recuperación de los recursos petroleros.


Pavel Leonardo Navarro Valdez
Investigador del MNI-INAH



Imagen. Fototeca INAH, Lázaro Cárdenas lee documentos a campesinos en Palacio Nacional,
número de inventario 6391.