A- A A+
Con el comienzo del 1821 Agustín de Iturbide envió comunicaciones al general Vicente Guerrero invitándola rendirse, ya que según el comandante realista la independencia se encontraba cerca. El 20 de enero, Guerrero contestó a las misivas de Iturbide rechazando el indulto, pero ofreciéndole ayuda si en verdad se decantaba por luchar por la causa independentista. Iturbide respondió invitándolo a reunirse. Así, el 10 de febrero de 1821 se entrevistaron en Acatempan, saludándose con el famoso abrazo. Asegurado el apoyo insurgente, el 24 de febrero Iturbide firmó el Plan de Iguala y lo envió al virrey Juan José Ruiz de Apodaca y a diversas personalidades novohispanas. El 1 de marzo lo dio a conocer a sus tropas, que lo aclamaron jefe del Ejército de las Tres Garantías: Religión, Independencia y Unión. No obstante, el virrey Apodaca rechazó el plan, decretó el cierre de la libertad de imprenta para evitar la circulación del manifiesto y ofreció indulto a Iturbide en caso de arrepentirse de sus últimas acciones.

Pavel Leonardo Navarro Valdez
Investigador del MNI-INAH