A- A A+
Tras la muerte de Moctezuma en circunstancias poco claras, Cuitláhuac fue nombrado el décimo tlatoani de Tenochtitlán.
A quinientos años de su muerte, recordaremos algunas de sus acciones, por el papel que jugaron durante la caída y conquista de los pueblos mesoamericanos ante el poderío europeo.

Cuitláhuac fue hijo de Axayácatl, tlatoani mexica y nieto del gobernante de Iztapalapa, por lo que fue un joven educado en el Calmécac, escuela destinada para los hijos de nobles, donde fue instruido en las artes de la guerra. Debido a sus grandes habilidades, fue designado por su padre como señor de Iztapalapa, función que desempeñaba a la llegada de los españoles. Junto con los gobernantes de Mexicaltzingo, Huitzilopochco (hoy Churubusco), y Culhuacán, mantuvo el control territorial y económico de la porción sur del lago del lago de Texcoco y noroeste del lago de Xochimilco, logrando cierto poder gracias a la alta producción de recursos lacustres y a las condiciones geográficas de la zona.

En su Monarquía Indiana, fray Juan de Torquemada comenta que, tras el conocimiento del arribo de los españoles, Cuitláhuac estuvo en contra de que se les permitiera llegar a Tenochtitlán, pero al no ser apoyado, obedientemente accedió a recibir a Cortés en Iztapalapa el 7 de noviembre de 1519, dándole alojamiento durante su estancia y, al día siguiente unirse a Moctezuma en la comitiva de recepción en Tenochtitlán.

Acontecimientos como la llegada de Pánfilo de Narváez (que obligó a Cortés a salir a su encuentro para evitar su detención) y la matanza en Templo Mayor, ordenada por Pedro de Alvarado, orillaron a Hernán Cortés a protegerse, tomando como rehén a Moctezuma y otros señores, entre ellos Cuitláhuac. Con la intención de calmar el enojo de los indígenas, liberó a éste, con la encomienda de apaciguar los ánimos, pero en lugar de ello, encabezó a los inconformes, y organizó y dirigió el asalto al lugar donde Cortés se guarecía. Mientras esto sucedía, Moctezuma fue muerto, por lo que, sin haber más candidatos y reconocido por su destreza militar, Cuitláhuac fue nombrado tlatoani de Tenochtitlán. Aprovechando la situación, los españoles intentaron huir del sitio la noche del 1 de julio de 1520, pero los guerreros comandados por su gobernante los detuvieron y derrotaron en la famosa “noche triste”.

El tlatoani trató de reorganizar su gobierno, ofreció la dispensa de tributo a quien se uniera a ellos en contra de los españoles, y trató de evitar las alianzas de los pueblos enemigos con Cortés, sin embargo, no lo logró.

A pesar de sus esfuerzos, inició una cadena de derrotas, hasta que, en septiembre de 1520 llegó un aliado más de los españoles, la viruela, provocando una merma importante entre los indígenas. La fecha no se sabe bien a bien, pero algunas crónicas de la época mencionan que el 5 de noviembre de 1520, víctima de esta enfermedad, moría Cuitláhuac, después de estar 80 días a cargo del gobierno de Tenochtitlán.


Norma Elena Rodríguez Hernández
Investigadora del MNI-INAH