A- A A+
En julio de 1920, Pancho Villa hizo la paz con el gobierno. Una de las condiciones planteadas por el gobierno fue el retiro del general Villa de la vida pública y su confinamiento, hoy termino de uso corriente, en un predio con su guardia personal. El lugar elegido para mantener al revolucionario fuera de Chihuahua, fue la hacienda de Canutillo al norte del estado de Durango. El predio de la Concepción del Canutillo, comprado por Villa al gobierno federal, estaba integrado por la hacienda del mismo nombre, así como los ranchos de Nieves, Espíritu Santo, Vía Almanza y San Antonio, que en conjunto formaban un solo predio ubicado en el partido de Indé, estado de Durango. La propiedad tenía una extensión aproximada de ochenta y siete mil hectáreas, cruzadas de norte a sur por el río del Canutillo en su cauce hacia el río Florido. Cuando Villa llegó, la hacienda estaba completamente en ruinas. Podían verse aún las huellas de un reñido combate registrado allí no hacía mucho tiempo. La hacienda de canutillo además forma parte del antiguo camino de Tierra Adentro, en su tramo que conecta la ciudad de Durango y Parral, que es este mes de agosto cumple 10 años de haber sido declarado como patrimonio cultural de la humanidad


Pavel Leonardo Navarro Valdez
Investigador del MN-INAH