A- A A+
Ante el estallido de la rebelión de Agua Prieta, el presidente Venustiano Carranza decidió abandonar la ciudad de México con la intención de establecer su gobierno en Veracruz. Una lenta procesión de trenes partió de la capital entre el 5 y el 7 mayo de 1920. Los trabajadores del riel, eran simpatizantes del general Álvaro Obregón y no se presentaban a conducir los trenes o los abandonaban a la mínima oportunidad, dejándolos varados. Las tropas el coronel Jesús Guajardo tomaron la estación de ferrocarril de La Villa y lanzaron una locomotora a toda velocidad como proyectil contra la retaguardia de la caravana carrancista que apenas acababa de pasar por el lugar. Aquí presentamos esa historia, recogida en el Corrido de la máquina loca del Melquiades Martínez

Pavel Leonardo Navarro Valdez
Investigador del MNI-INAH