A- A A+
En breviarios anteriores hemos comentado que el ex convento de Churubusco fue locación de numerosas películas del cine mexicano. Pues bien, la primera de ellas fue realizada por una mujer: la cantante de ópera María Cantoni, quien llegó a México de su natal Italia en 1920 con la compañía Bracale, de la cual se separó para correr aventuras con el torero Rodolfo Gaona y realizar, en 1921, la película Thais, basada en una novela de Anatole France, con locaciones en Churubusco y con ella misma como cortesana de la antigua Alejandría. Cantoni estrenó su película en el teatro Degollado de Guadalajara, donde a la vez cantó en persona con gran éxito. El mismo año dirigió otras dos películas (El que a hierro mata y La bastarda), también para presentarlas en el Degollado como parte de sus conciertos.

Faustino Amado Aquino Sánchez
Investigador del MNI-INAH



Imagen: María Cantoni