A- A A+
María Josefa Paul participo en el movimiento de Independencia de México, fue amante del insurgente José Antonio Torres, recluida por órdenes de Agustín de Iturbide, y formo parte del grupo de “mujeres de Pénjamo”, Guanajuato?

Esta mujer nació en Pénjamo, Guanajuato, sin conocerse su fecha de nacimiento, logrando ser una gran letrada, pues ella misma aprendió a leer y escribir. A la edad de 15 años fue muy atrevida, ya que realizo labores de labranza y rusticas para ayudar a sus padres en el sustento familiar. Muy joven contrajo matrimonio, pero en corto tiempo fue viuda del capitán del regimiento real, José Antonio de la Sola y en segunda nupcias con José María Soto.

Al tener noticias del levantamiento armado de Miguel Hidalgo, actuó a favor de la causa rebelde. Una de sus acciones fue pelear en su región contra los españoles, llegando al extremo del saqueo de trojes con la quema de pastizales y haciendas. Perteneció al grupo de “Mujeres de Pénjamo”, donde 300 mujeres fueron aprendidas en este distrito en 1814. El cura de Guanajuato, Antonio Labarrieta abogo por la libertad de ellas.

Por sus acciones violentas fue delatada y detenida el 29 de noviembre de 1814 en el pueblo de Pénjamo, cerca de la hacienda de Barajas, por orden de Agustín de Iturbide, comandante general de las tropas del bajío y segundo ejército del norte, junto con sus hijos fue trasladada a la ciudad de Guanajuato. El ejército realista la sentencio a la reclusión en la casa de las recogidas de Guanajuato, como una manera de deshonra por su conexión con la insurgencia. Siendo reunida con muchas otras mujeres “de toda clase”; estuvo a disgusto, porque la habían metido con ese tipo de gente y tratada como una prostituta. Según Ignacio García Rebolledo, desde Querétaro, el 7 de mayo de 1817, afirmó que ella era “amasia del rebelde padre Torres”.

Desde el 8 de enero de 1817 solicitó a la autoridad su libertad a través del indulto, siendo atendida su petición favorablemente. Así, el 1 de julio de 1817 fue decretada su libertad por el virrey Juan Ruiz de Apodaca, el cual se debió por las gestiones que desde su encierro pudo hacer y de las indagaciones que realizó el auditor de guerra, Miguel Bataller. También es una de las mujeres que se pierde en el olvido, ya que no se sabe en qué año y momento murió.


Hist. Gaspar Hernández Ranulfo.MNI-INAH

Imagen: https://penjamogto.wordpress.com/personajes-importantes