A- A A+
Cerca de la localidad de Comanja, en los límites de Jalisco y Guanajuato, el 20 de agosto de 1817, las tropas realistas del mariscal Pascual Liñán tomaron la posición insurgente del Fuerte del Sombrero, defendido por las fuerzas de Pedro Moreno y los expedicionarios de Xavier Mina. Entre los oficiales realistas condecorados por su participación estuvo el teniente Pedro María Anaya. Exactamente 30 años después, el 20 de agosto de 1847, al general Anaya le tocó en turno sostener, junto con el general Manuel Rincón, la defensa del Convento de Churubusco durante la invasión de Estados Unidos.


Pavel Navarro, MNI/INAH.

Imagen: Vistas de Comanja, 1817, Colección Ruiz de Apodaca, Real Academia de Historia de España.