A- A A+

Durante la intervención francesa el mariscal Aquiles Bazaine, comandante en jefe de la expedición, consideró como un escenario de posible agitación política la quema de judas durante la Semana Santa. El 23 de marzo de 1864 giró una circular a todas las autoridades militares francesas desplegadas en territorio mexicano, en que expuso: “Se aproxima el sabado santo y según las probabilidades, la población se prepara ya para las diversiones acostumbradas en México y que consisten en colgar y quemar maniquiés que representan o retratos groseros de enemigos o personajes que han desempeñado un papel político y al recuerdo de los cuales se une el odio de los partidos. He decidido que estos autos de fe de maniquíes sean absolutamente prohibidos este año”. En el ex convento de Churubisco para asegurar la conservación del patriomonio histórico no podemas utilizar polvora y quemar un judas, como el del mariscal Bazaine; pero los invitamos a acercarse al Museo Nacional de las Intervenciones a disfrutar de otras tradiciones de Semana Santa, como el altar de Dolores, en esta ocasión inspirado en las memorias de Madame Calderón de la Barca y participar de las diferentes actividades programadas para el periodo vacacional.


Pavel Leonardo Navarro Valdez
Investigador del MNI-INAH


Imagen. Imagen: Vendedores de judas, Número de inventario: 5032, Fototeca INAH.