A- A A+
Al observar la mancha urbana de la ciudad de México resultaría increíble, para cualquiera que desconozca la historia de este valle, que alguna vez existió un lago con puertos comerciales en sus orillas, entre los cuales se daba una intensa actividad naviera para transportar grandes cantidades de mercancías y pasajeros en chalupas, canoas y grandes trajineras. Los más importantes de estos puertos, hasta la primera mitad del siglo XIX, eran el de Chalco, en el extremo sur-oriental del lago, y el de San Lázaro, al oriente de la ciudad de México. Ambos constituían los principales puntos de abastecimiento de la capital. En el primero se concentraba la producción agropecuaria de los estados del sur, la cual, luego de un trayecto de 12 horas a través del lago, era descargada en San Lázaro. No es casual que uno de los principales mercados de la capital, hasta bien entrado el siglo XX, haya sido el de La Merced, en las inmediaciones de San Lázaro.


Faustino Amado Aquino Sánchez
Investigador del MNI-INAH


Foto: restos del gran lago de México en la inmediaciones de Chalco