A- A A+
Como parte de las actividades que se realizaban en Huitzilopochco, se encontraba la producción textil, llevada a cabo, tanto para pagar el tributo requerido por Tenochtitlán, como para el comercio y el uso personal. En la Matrícula de Tributos, donde se registraba la especie y la cantidad a tributar de cada uno de los pueblos sojuzgados, Huitzilopochco aparece con la consigna de entregar en pago 2400 mantas blancas, 800 mantas bordadas, 400 huipiles y otro tanto de máxtlatl o taparrabos. De acuerdo con las fuentes históricas, la enseñanza del tejido y el hilado iniciaba a los tres años, con la familiarización de los implementos: el huso y el malacate primero, y después, del telar de cintura. A los seis años las niñas iniciaban la práctica del hilado y a los 14 ya eran conocedoras del uso del telar, y, llegadas a la edad de 16 años, con suficiente experiencia en estos menesteres, estaban preparadas para el matrimonio.
En cuanto a la labor textil masculina, podemos inferir que ésta se encontraba dirigida a la fabricación de redes de pesca y caza de aves acuáticas, por ser una actividad de éste género y por lo tanto, conocedor de las necesidades y requerimientos. De esta forma podemos ver que en Huitzilopochco la producción textil fue una actividad que le permitió cubrir todo tipo necesidades y obligaciones.


Norma Elena Rodríguez Hernández
Investigadora del MNI-INAH


Joven de dieciséis años aprendiendo a tejer en telar de cintura. Códice Mendoza, foja 60, en: http://codicemendoza.inah.gob.mx/index.php?lang=spanish&folio_number=66&type=r§ion=m