A- A A+
De acuerdo con las fuentes históricas, entre los años de 1427 y 1440, Tenochtitlán era gobernada por Itzcóatl, cuarto gobernante de esta ciudad. Considerado el creador de la historia oficial de su pueblo, integró el carácter sagrado para legitimar el origen del pueblo mexica, haciéndose llamar “Culhuatecuhtli”, señor sucesor de la dinastía tolteca. Integró la alianza entre Texcoco, Tenochtitlán y Tlacopan para destruir el poder tripartito que dominaba la cuenca: Azcapotzalco, Coatlinchan y Culhuacan, y, a partir de estos logros militares y políticos, terminó con el poderío tepaneca y con ello, con la condición tributaria de su pueblo.

A Itzcóatl, “serpiente de obsidiana”, se le atribuye el inicio de la práctica de las “guerras floridas”, emprendiendo, desde el inicio de su gobierno, campañas militares para el dominio de nuevas tierras en busca de tributo, es así que, a través de ellas, logró el sometimiento de Xochimilco, Tlahuac, Mixquic, Coyohuacan, Mixcoac y Huitzilopochco, entre otros pueblos.


Norma Elena Rodríguez Hernández
Investigadora MNI-INAH


Imagen: Representación de Itzcóatl, Manuscrito Tovar.