A- A A+
La mañana del 20 de julio de 1923, en céntricas calles de Parral, muere asesinado Francisco villa a manos de gente del gobierno dirigido por Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles.

Considerado uno de los personajes relevantes en la historia de México, Villa fue hombre de decisiones radicales; participó en el derrocamiento de la dictadura de Victoriano Huerta, contribuyó en el debilitamiento del poder de los grandes hacendados como clase social y dirigió la única invasión territorial a Estados Unidos con el  n de deteriorar la relación entre Carranza y el gobierno del país vecino, quienes pretendían reprimir los movimientos campesinos rebeldes subsistentes y devolver propiedades a terratenientes y hacendados. Impulsó una reforma agraria en el norte del país que, aunque no se aplicó, permitió una mayor protección a campesinos y obreros a través de la redistribución de bienes y alimentos. También promovió la construcción de escuelas por su profunda creencia en que un pueblo con educación sería un pueblo libre.

A través de estos 93 años, mucho se ha especulado sobre los motivos del asesinato de Villa, siendo el más aceptado el hecho de que su plan de regresar a la política era considerado por Calles y Obregón como un peligro para el país: su interés por las transformaciones sociales y la intención de revivir sus alianzas con las clases populares fueron el detonante para acabar con la vida de este dirigente revolucionario.


Norma Elena Rodríguez Hernández
Investigadora del MNI-INAH



Fotografía: Francisco Villa, 1916. Tomado de: Katz, Friedrich, Pancho Villa, Era, México, 2010.