A- A A+
Durante la época prehispánica, la siembra fue uno de los medios de subsistencia más empleado en Mesoamérica. Aprovechando la cercanía a los lagos de Texcoco y Xochimilco-Chalco, el señorío de Huitzilopochco, al igual que otros pueblos ribereños como Iztacalco, Iztapalapa, Mexicaltzingo, Culhuacán, Chalco, Xochimilco, Tlahuac y Mixquic, introdujeron el empleo de las chinampas como medio de cultivo de diversas plantas para su alimentación.

Las chinampas eran plataformas construidas con tules y otras plantas acuáticas  jadas al fondo lodoso por medio de cercos de cañas o varas entretejidas y de estacas de ahuejote, las cuales al crecer evitaban su desmoronamiento. Eran elementos altamente productivos implementados a partir del aumento demográfico, aunque existen evidencias arqueológicas que indican que ya se comenzaban a desarrollar plataformas artificiales de manera incipiente hacia el año 400 a.C.

A través de las evidencias arqueológicas, se han podido identificar restos botánicos de maíz, frijol, calabaza, amaranto, chile, verdolaga, quelite, jitomate y romerito, como productos obtenidos por este medio.


Norma Elena Rodríguez Hernández
Investigadora del MNI-INAH



Imagen: Representación de chinampas, Códice Xólotl, plancha 3, Biblioteca Museo Nacional de Antropología.