A- A A+
Esta dama nació el 27 de febrero de 1778 en la villa de Salamanca, Guanajuato, de escaso aprendizaje escolar pero de gran espíritu de libertad, se unió al movimiento insurgente pocos días después de su inicio. A la muerte de su esposo por parte del ejército realista, se presentó ante Miguel Hidalgo el 24 de septiembre de 1810 convirtiéndose en una aliada y auxiliar de la insurgencia. Planeó y encabezó una emboscada en contra de los colonistas. Debido a sus rasgos físicos tuvo el apodo de “la Friné mexicana”, en referencia a la esfinge griega Friné que representó a la belleza.

Entre sus acciones, brindo su apoyo a favor de los enfermos y heridos del ejército rebelde que combatían ante los realistas españoles. Otra de sus labores fue conseguir información confidencial del ejército realista e integrar el primer frente insurgente en Salamanca, junto con Andrés Delgado, Albino García Ramos y el cura Rafael Garcilita. En un momento táctico militar, los soldados realistas vieron que ella era la principal agente en procurar la deserción en las tropas españolas, debido a su labor de persuasión hacia algunos integrantes del ejército realista para que se unieran a la causa insurgente.

En un enfrentamiento entre realistas e insurgentes en agosto de 1814, cayeron prisioneros tanto Tomasa como Miguel Yáñez, José Esquivel, Eustaquio Hernández y emisarios de confianza de los rebeldes. Hecha prisionera ella fue condenada a muerte por Agustín de Iturbide quien ordeno su fusilamiento, pues “había seducido a las tropas sacando fruto de su bella figura”, la sentencia se cumplió el 9 de agosto de 1814 en la villa de Salamanca. Sus últimos deseos antes de morir fueron que se le colocaran alfileres en la falda para que al caer muerta la falda no se le levantara y que no le dispararan al rostro. Después fue decapitada y su cabeza colocada en la plaza de Salamanca para escarmiento público.


Hist. Gaspar Hernández Ranulfo
Historiador del MNI-INAH



Imagen: https%3A%2f%2fmarxismo.mx%2as-mujeresenlaluchadeindependenciademéxico%