A- A A+
La primera película mexicana perfectamente sonorizada fue Santa (1931, Antonio Moreno), sin embargo, con anterioridad se filmaron cintas sonoras (El Águila y el Nopal, 1929; El Inocente, 1929 y Más fuerte que el deber, 1930) que utilizaron un primer sistema de sonorización que consistía en filmar rollos sin sonido, para que al momento de ser proyectados se sincronizaran con discos Vitaphone, en los que estaba grabada la pista sonora, lo cual hacía muy difícil sincronizar la imagen con el sonido. La cinta Más fuerte que el deber, de Raphael J. Sevilla y protagonizada por Luis Ibargüen e Idolina Romagnoli, también fue una de las primeras en utilizar como locación el ex – convento de Churubusco.


Faustino Amado Aquino Sánchez
Investigador MNI



Foto: Luis Ibargüen e Idolina Romagnoli en el jardín del convento de Churubusco.