A- A A+
Este mes de marzo se cumplen 100 años de que el presidente estadunidense Woodrow Wilson publicó el contenido el llamado “telegrama Zimmerman”, mediante el cual el ministro de Negocios Extranjeros alemán, Arthur Zimmerman, instruyó a su embajador en México invitar al gobierno de Venustiano Carranza a participar en la I Guerra Mundial a lado de Alemania. A fines de 1916 esta potencia planeaba debilitar a la Gran Bretaña mediante la “Guerra submarina sin restricciones”, lo que significaba utilizar 200 submarinos para hundir todo buque mercante que intentara descargar suministros en puertos británicos. Tal estrategia podía provocar la entrada de los Estados Unidos en la guerra a lado de los aliados, pues eran los principales abastecedores de los británicos; pero los alemanes esperaban lograr la victoria antes de que los estadunidenses pudieran estar listos para entrar en la lid. De no lograrlo, tenían un Plan B: México. Este país podía distraer a los estadunidenses declarándoles la guerra e invadiendo sus estados sureños, y el gobierno alemán prometía a los mexicanos la devolución de los territorios de Texas, Nuevo México y Arizona en caso de ganar la guerra. Este era el contenido del telegrama Zimmerman, el cual fue interceptado por los británicos y entregado a los estadunidenses, quienes lo publicaron el 1 de marzo y – luego de que los alemanes reconocieran su autenticidad el 3 – declararon la guerra a Alemania al mes siguiente.


Faustino Amado Aquino Sánchez
Investigador del MNI-INAH



Imagen: Guerra submarina, 1916