A- A A+
Como parte de la voluntad de resolver el conflicto causado por la ocupación de Veracruz, se dio la participación del grupo ABC. Estaba formado por Rómulo S. Naon de Argentina, Domício de Gama de Brasil y Eduardo Suárez Mujica de Chile. Estos ministros junto con los representantes del presidente Woodrow Wilson convocaron a varias reuniones conocidas como las Conferencias de Niagara Falls, sin embargo, sólo encontraron eco en los representantes de Huerta, ya que los de Carranza, que eran Luis Cabrera, José Vasconcelos y Fernando Iglesias Calderón, no participaron en ellas. Venustiano Carranza reprobó estas reuniones. Pensó que por medio de ellas los diplomáticos y los vecinos del norte se estaban metiendo en asuntos internos del país. Sus peticiones eran, entre otras, la renuncia de Victoriano Huerta, el nombramiento de un presidente provisional neutral y la declaración de un armisticio entre los dos bandos mexicanos. Esta intromisión oficiosa terminó por persuadir al Primer Jefe a que se inconformara y al mismo tiempo las ignorara. Las conferencias terminaron el 25 de junio de 1914 sin resultados, pero a la larga fue una victoria para Carranza, ya que esta posición quedaría estampada más tarde en la Constitución de 1917 en sus conceptos de la no intervención y de la autodeterminación de los pueblos.


José Luis Juárez López
Investigador del MNI-INAH